¿Qué es una auditoría SEO?

Una auditoría SEO es un análisis que se realiza a una página web para localizar errores y puntos débiles que están impidiendo su posicionamiento en los buscadores.

Para que una auditoría SEO sea realmente efectiva es necesario crear una hoja de ruta sobre la que ir realizando las acciones de mejora y que permita la medición de los resultados obtenidos tras los cambios.

Es conveniente, además, que se apliquen distintos niveles de prioridad a los problemas que se encuentran en una auditoría para saber cuáles son los que requieren una acción más inmediata y los que pueden esperar en segundo plano.

¿Cuándo se hace una auditoría SEO?

En ocasiones se asocia la auditoría SEO al trabajo que realiza un consultor y, si bien es cierto, no es la única ocasión en la que se puede llevar a cabo.

  • Cuando un consultor SEO o agencia empieza a trabajar con un nuevo cliente.
  • Cuando compras una página web y quieres comprobar su estado.
  • Cuando detectas que han bajado las visitas orgánicas a la web.
  • Como parte de tu estrategia SEO.

Y, en realidad, cada vez que se necesite comprobar si hay algo que pueda estar afectando al posicionamiento de una página web.

Checklist en una auditoría SEO

A continuación te dejamos la lista de los aspectos básicos que debes comprobar cuando hagas una auditoría SEO, ya sea para la web de un cliente o para una web tuya.

  • Rastreo e indexación. Hay que comprobar que la web no tiene ningún problema a la hora de ser rastreada e indexada por los bots de los buscadores.
  • Contenidos. Un análisis a los contenidos detectará si existe contenido duplicado (ya sea en los post, encabezados o meta descripciones), thin content o canibalizaciones.
  • Enlazado interno. Es necesario comprobar si la web cuenta con una arquitectura de enlaces internos efectiva tanto para el usuario como para los bots.
  • Titles y meta descriptions. Es importante repasar todo el relativo a estos dos elementos ya que aparecen en los resultados de búsqueda. Hay que comprobar si están duplicados, si falta alguno y si están bien optimizados para atraer los clics del usuario.
  • Competencia. El análisis de la competencia puede proporcionar nuevas oportunidades de posicionamiento en cuanto a contenidos, keywords, etc.
  • Velocidad de carga. Es uno de los factores más importantes de posicionamiento así que es necesario detectar si hay URLs lentas en la web para solucionarlo.
  • Enlaces rotos. Los errores 404 afectan al posicionamiento ya que inciden directamente en la experiencia de usuario al no proporcionarle la información que está buscando.

Si quieres hacer una auditoría SEO en tu dominio, aquí tenemos una guía para hacer una auditoría SEO con DinoRANK y, en su defecto, desde Search Console: