Claves para la optimización de contenidos en SEOAprender SEO

Cuáles son las claves para la optimización de contenidos en SEO

En este artículo aprenderás...

Las claves para posicionar en Google
Paso a paso para redactar un contenido
Tips avanzados para superar la competencia

Si crees que por escribir un post de diez mil palabras, Google lo va a…

Si crees que por escribir un post de diez mil palabras, Google lo va a colocar sin más en los primeros lugares, estás muy equivocado.

Claves para la optimización de contenidos en SEO

Si quieres conseguir un buen posicionamiento, tienes que dar a los buscadores lo que esperan encontrar.

Y muchas veces, esto no ocurre a la primera.

Debes revisar tu texto varias veces y mejorarlo hasta dar con una versión que guste realmente a los motores de búsqueda.

Pero no sólo a ellos. Tu público es un termómetro infalible que te indicará si estás haciendo bien las cosas o si, por el contrario, necesitas cambiar de estrategia.

Este proceso de mejora de tus publicaciones, para satisfacer a Google y a los usuarios, es lo que llamamos optimización de contenidos y es una parte fundamental en el SEO.

Si quieres saber en qué consiste y cómo puedes llevarlo a la práctica, quédate conmigo. Te contaré los aspectos clave que debes conocer para realizar una buena optimización de contenidos desde el punto de vista SEO.

Qué es la optimización de contenidos en SEO

La optimización de contenidos es un conjunto de técnicas que podemos aplicar sobre los textos de nuestras páginas web para conseguir que Google y otros buscadores los entiendan mejor, los valoren mejor y, como consecuencia, alcancen un posicionamiento más alto en las SERPs.

La optimización de contenidos, por lo tanto, no es una acción única, que realizas en un momento dado y ya te puedes olvidar de ella.

En absoluto.

Optimizar contenidos es un proceso iterativo, que se alarga durante toda la vida de un sitio web y que consta de distintas actuaciones que deberás aplicar en diferentes fases de tu proyecto.

Por qué es importante la optimización del contenido

Al optimizar nuestros contenidos estamos intentando que los buscadores los vean con buenos ojos y mejoren su posicionamiento final.

Pero en una buena optimización nunca debemos olvidar quién es el receptor final de nuestra web.

Jamás hay que dejar de lado al usuario.

El objetivo último de Google es mostrar al usuario lo que quiere encontrar.

Y, si creamos contenidos que atraigan al usuario, acabaremos atrayendo también a Google.

Por eso, Google y el usuario son dos factores que van de la mano. Siempre debemos tenerlos a los dos en la cabeza al planificar nuestra estrategia SEO.

De ese modo conseguiremos contenidos de calidad que serán difíciles de desbancar de los primeros lugares de las SERPs.

Checklist para la optimización del contenido desde el punto de vista SEO

Ya te he comentado que la optimización del contenido, desde el punto de vista SEO, se compone de diferentes técnicas que puedes llevar a cabo sobre tu web.

Pero, ¿cuáles son exactamente estas técnicas?

Para facilitarte la tarea, aquí te dejo una lista con los principales aspectos que deberías revisar si quieres que tus contenidos sean valorados por los usuarios y, cómo no, por Google y otros buscadores.

10 puntos básicos para optimizar el contenido de tus páginas
  1. Empieza siempre por un keyword research
  2. Céntrate en la intención de búsqueda
  3. Escribe pensando en tu audiencia
  4. Estructura tus contenidos de manera coherente
  5. Incluye elementos visuales
  6. No descuides el enlazado interno
  7. Crea clusters temáticos
  8. Utiliza un marcado esquema adecuado para tus páginas
  9. Investiga las SERPs para descubrir nuevas ideas que no estás incluyendo en tus textos
  10. Mantén tus contenidos SEO actualizados

A continuación vamos a ver en qué consisten cada una de estas acciones, para que puedas aplicarlas a tus páginas web y sepas por qué son importantes.

1. Empieza siempre por un keyword research

Crear un blog y empezar a escribir sobre todo aquello que nos gusta es una actividad muy tentadora.

Pero es posible que lo que nos interesa a nosotros no interese al resto del mundo.

Y si escribimos sobre temas que nadie busca en Internet, será muy complicado que alguien quiera visitar nuestra web.

Por eso, siempre digo que la investigación de palabras clave es uno de los pilares del SEO.

Nos va a permitir descubrir qué temas debemos tratar en nuestra web, cómo los podemos organizar y qué contenidos relacionados son los que realmente pueden captar la atención de nuestra audiencia.

2. Céntrate en la intención de búsqueda

Pero un simple listado de keywords no nos sirve de mucho si no entendemos la intención de búsqueda que se esconde detrás de cada una de ellas.

¿Qué resultado espera obtener un usuario que teclea en Google una determinada palabra clave?

Vamos a verlo con un ejemplo.

En la siguiente imagen puedes ver una captura de Google para las búsquedas “té helado” y “comprar té helado”.

Entender la intención de búsqueda a la hora de optimizar contenidos

Como ves, los resultados son diferentes, ya que la intención del usuario también lo es. En la primera busca recetas o información relacionada con el té helado. En la segunda, en cambio, quiere comprarlo.

Google interpreta perfectamente esta intencionalidad y, por eso, muestra resultados adaptados a ella.

Por eso, nuestra labor como SEOs es poner las cosas fáciles a Google y a los usuarios, ofreciéndoles lo que quieren.

Así, cada una de nuestras URLs debe orientarse a satisfacer una sola intención de búsqueda, a pesar de que ésta pueda integrar diferentes variaciones de keywords.

Además, la intención de búsqueda nos permitirá conocer el tipo de contenido que debemos crear.

¿Cómo de largo debe ser el texto? ¿Convendría incluir infografías? ¿Y vídeos?

Ponte en la piel del usuario y encontrarás la respuesta.

Y, si aun así, no lo tienes claro, busca tus palabras clave en Google y saldrás de dudas.

3. Escribe pensando en tu audiencia

Algo que muchos SEOs olvidan es que sus contenidos, además de gustar a Google, deben ser atractivos para quien los lee.

Por muchas palabras clave y variaciones semánticas que introduzcas en tus textos, si están mal escritos o son farragosos de entender, jamás van a posicionar.

O puede que lo hagan, pero cuando Google compruebe que los usuarios salen despavoridos de tu web, te acabará desterrando a los últimos lugares de las SERPs.

Si quieres que tus contenidos tengan éxito, debes conocer a tu audiencia y saber cómo dirigirte a ella.

Está claro que no es lo mismo un artículo científico que un post en un blog de viajes.

Pero, para la mayoría de los textos que se escriben en Internet, hay algunos consejos que está comprobado que realmente funcionan a la hora de hacer tus artículos más legibles. Aquí te enumero los más importantes.

Tips de redacción para textos generalistas
  • Utiliza un tono adecuado al lector. Hablarle de tú suele ser apropiado en la mayoría de ocasiones, pero hay veces que es preferible usar otro estilo.
  • Alterna frases cortas con otras más largas, para dar dinamismo al texto.
  • A pesar de lo anterior, procura que tus párrafos sean cortos.
  • Emplea un lenguaje sencillo, fácil de entender.
  • Usa negritas para resaltar las ideas principales y hacer que tu texto sea escaneable.
  • Intercala listas o tablas para que no todo sean párrafos.

4. Estructura tus contenidos de manera coherente

Los encabezados son una parte fundamental de nuestros textos desde el punto de vista SEO.

No sólo permiten guiar al usuario en la lectura, sino que además consiguen que los buscadores entiendan nuestros contenidos y sepan cuáles son las ideas más relevantes sobre las que estamos hablando.

Por eso, los elementos H1, H2, H3, etc. son puntos estratégicos para introducir nuestras palabras clave. Eso sí, siempre hay que hacerlo con naturalidad.

Pero no todo el mundo utiliza estos encabezados correctamente.

Muchas veces se usan como elementos de diseño, para asignar un tamaño de letra o un estilo diferente a determinadas partes de la web.

Esto es un error, ya que da lugar a una página desorganizada desde el punto de vista de los buscadores.

Cuando el robot de Google escanee nuestra web no puede encontrarse con dos H1, varios H3 sin un H2 previo, o encabezados de cinco líneas.

Si quieres dar el siguiente paso y aprender SEO como un profesional, fórmate con nosotros.

(Formación intensiva)

Los encabezados hay que usarlos para estructurar el contenido. El que tengan un estilo diferente al resto del texto es algo secundario.

Piensa en ellos como en partes de un libro. El H1 sería la portada (sólo hay una), el H2 los capítulos, el H3 las secciones dentro de cada capítulo, etc.

Y si tienes dudas sobre si los has utilizado bien, siempre puedes emplear algún plugin de Chrome como SEO META in 1 CLICK para confirmarlo.

Plugin SEO para revisar los encabezados de una página web en Chrome

5. Incluye elementos visuales

No sé tú, pero cuando yo entro en una web y lo único que veo es un tocho de texto, suelo cerrarla e irme a otro lugar.

Mucho me tiene que interesar lo que me están contando para quedarme y leer hasta el final.

Y si estoy navegando con el móvil, el rechazo es todavía mayor.

Por eso, si quieres que tus usuarios no se cansen al ver tus contenidos, introduce elementos visuales que rompan el texto.

Las imágenes y vídeos, especialmente cuando aportan información útil, suelen hacer la experiencia mucho más agradable.

También los listados con iconos, las cajas de texto con estilos agradables e incluso los botones con llamadas a la acción.

Todo ello contribuye a mejorar la retención del usuario en tu página.

Además, te diré un truco.

Puedes utilizar las imágenes para introducir palabras clave relacionadas con tu contenido. Especialmente, ésas que no sabes muy bien cómo encajar, bien porque tienen alguna errata o porque son demasiado robóticas.

Utiliza el atributo Alt para hacerlo de manera que no entorpezca la lectura, pero Google lo pueda escanear.

Usar el atributo Alt de las imágenes para añadir keywords

6. No descuides el enlazado interno

Un aspecto al que muchos webmasters no le suelen prestar atención es el de los enlaces que existen entre las diferentes páginas de la web.

El enlazado interno es un arma casi tan poderosa como los backlinks que conseguimos hacia nuestro sitio web. La ventaja es que tenemos un control total sobre ellos y, en cambio, muchas veces no lo aprovechamos.

Gracias a los enlaces internos podemos indicarle a Google cuáles son las partes más importantes de nuestra web, reforzar la idea que queremos transmitir con cada URL, repartir la autoridad de nuestras páginas o facilitar la indexación por parte de los robots de búsqueda.

Captura del módulo de revisión del enlazado interno de DinoRANK

Por eso, siempre que crees un nuevo contenido, pregúntate: ¿Qué artículos anteriores podría enlazar desde aquí? ¿Desde qué otros artículos podría enlazar a este nuevo contenido?

7. Crea clusters temáticos

En línea con el enlazado interno hay una técnica que cada vez va ganando más peso en el posicionamiento de una web y es la creación de los llamados Topic Clusters (clusters temáticos), que permiten mejorar la autoridad temática de una web.

La Autoridad Temática, también conocida como Topical Authority, se refiere a la idea de que nuestro sitio web sea considerado por Google como una fuente confiable y experta en un tema específico.

Para lograr este objetivo, es crucial que nuestros contenidos abarquen la mayor cantidad posible de conceptos relacionados con dicho tema.

Y ahí es donde entran en juego los clusters temáticos.

Al agrupar los contenidos en torno a una idea principal, ayudamos a reforzarla y le decimos a Google que contamos con un gran conocimiento sobre la materia.

8. Utiliza un marcado Schema adecuado para tus páginas

El marcado Schema es un conjunto de atributos o metadatos que se incluyen en el código de tu página web y permiten indicar a Google cierta información de utilidad sobre sus contenidos.

Si utilizas WordPress puedes añadir fácilmente estos datos por medio de plugins específicos. Es más, algunos de los plugins SEO más conocidos, como Yoast o Rank Math, incluyen opciones para añadir un marcado Schema básico.

Una vez hayas introducido esta información en tu página, puedes comprobarlo a través de la herramienta de prueba de resultados enriquecidos de Google.

Marcado Schema de una página web

Y si hablamos de metadatos, no nos podemos olvidar de otras dos etiquetas básicas en el SEO.

Me refiero al meta-title y a la meta-description.

Preocúpate por crear un meta título que incluya tu palabra clave principal y una meta descripción que llame la atención.

De esa manera conseguirás que tanto Google como los usuarios se fijen en tus contenidos.

9. Investiga las SERPs para descubrir nuevas ideas que no estás incluyendo en tus textos

A la hora de optimizar nuestros contenidos, no podemos olvidarnos de echar un vistazo a nuestra competencia.

Al fin y al cabo, si Google está mostrando una serie de resultados para una consulta concreta, será por algo, ¿no?

Analizar los resultados que ocupan los puestos más altos en las SERPs nos puede dar ideas sobre palabras clave, conceptos o secciones que no estamos incluyendo en nuestros textos.

Para ello tenemos herramientas como el TF*IDF de DinoRANK que nos permite conocer los términos que deberíamos incluir en nuestros textos para estar a la altura de los resultados que Google considera más relevantes.

Captura del módulo TF*IDF de DinoRANK

También podemos usar el módulo Content Gap, mediante el que descubriremos palabras clave por las que están posicionados nuestros competidores, pero nosotros no.

Captura del módulo Content Gap de DinoRANK

De este modo resulta más sencillo conocer qué contenidos debemos crear y cómo hacerlo si queremos ser relevantes en nuestro sector.

10. Mantén tus contenidos SEO actualizados

Una vez hemos publicado un contenido, no podemos dejarlo en el olvido.

Al contrario, debemos revisarlo con cierta periodicidad, para intentar mejorar su posicionamiento en los buscadores o, si ya estamos en el top 1, conseguir mantenernos en ese lugar.

Es el momento de curar esos contenidos que ya hemos creado para incrementar su valor y su utilidad.

Una de las formas de lograr mejores rankings es echar un vistazo a Google Search Console para encontrar palabras clave de oportunidad.

Se trata de localizar esas keywords que aparecen en nuestro panel de GSC, porque nuestra página está apareciendo en las SERPs, pero que no existen en nuestros textos.

La idea es que, si Google considera que nuestra web es relevante para dichos términos, a pesar de que no están en el texto, es muy probable que, cuando los incluyamos, nuestras posiciones mejoren sustancialmente.

Localizar keywords de oportunidad en Google Search Console

Añadir palabras clave de oportunidad es una buena razón para revisar nuestros contenidos de vez en cuando.

Pero hay otra mejor: conseguir que siempre estén actualizados.

Y es que si nuestros textos reflejan las últimas tendencias, o si Google observa que nos preocupamos por mantenerlos al día (lo que se denomina freshness), les dará una mayor relevancia y credibilidad.

Conclusiones

En este artículo te he querido mostrar la importancia que tiene en el SEO la optimización de todos los contenidos que crees y te he comentado los principales aspectos en los que deberías centrar tu atención.

Ahora depende de ti aplicarlo en tus páginas web.

Estoy seguro de que, si lo haces, notarás una gran mejoría en las posiciones que alcanzas en las SERPs.

Eduard Coromina
Más de 12 años de experiencia en el ámbito profesional como consultor SEO para empresas y profesionales. Desde hace 4 años, vinculado a la herramienta DinoRANK como Head of SEO. Siendo partícipe de su crecimiento y evolución como herramienta SEO. Competirás conmigo en las SERPS. Siempre aprendiendo.
6 técnicas sencillas (pero eficaces) para que las visitas de tu web crezcan más rápido que la espuma de una cerveza mal tirada.
Aunque no seas un experto en SEO ni puedas dedicarte mucho tiempo a esto.
100% al grano y fácil de implementar, aunque el SEO no sea lo tuyo
Cada día se realizan 3.500M de búsquedas en Google.
Y es que nuestros hábitos han cambiado. Hoy en día, cuando alguien tiene un problema, lo primero que hace es buscar ayuda en internet. ¿Un grifo gotea? ¿El coche hace un ruido extraño? ¿Necesita un cerrajero? Pues busca en Google.
Así que, ¿te imaginas que tu web apareciera en los primeros resultados de esas búsquedas?
Apúntate al curso de SEO gratuito de DinoRANK y descubre 6 estrategias 100% prácticas que podrás implementar aunque no hayas hecho SEO antes.
Curso de seo basico

Deja el primer comentario

Marketing por
DINOSAURIO-MECANIZADO