Aprender SEO

¿Qué es un código 310 y para qué sirve para SEO?

Pinterest LinkedIn Tumblr

Cuando te encuentras administrando una página web es habitual, en un momento dado, que aparezcan algunos errores que tendrás que solucionar si quieres que funcione como es debido.

De hecho, es muy importante que tu web marche a la perfección, ya que si los visitantes encuentran algún error, es más que probable que su reacción sea la de cerrar tu página y buscar la información que quieren en otro lugar.

En esta ocasión, vamos a hablarte del código 310, de cómo afecta a tu web y de la forma en la que puedes arreglarlo para que tu posicionamiento no se vea afectado.

ERR TOO MANY REDIRECTS o codigo 310

¿Qué es un código 310?

El código 310 se conoce también como ERR_TOO_MANY_REDIRECTS y significa que existen demasiadas redirecciones que provocan que la web entre en un bucle al no saber hacia dónde ir.

¿Cómo puedes saber que tu web está teniendo este problema? Puede manifestarse de diversas maneras según el sistema y el navegador que estés utilizando. Puede aparecer como un error 404, es decir, que no encuentra la página, así que tendrás que rebuscar un poco más para saber con exactitud qué está ocurriendo.

Según el navegador, puedes obtener más información. Google Chrome, por ejemplo, te dirá con claridad que tu web tiene un bucle de redireccionamiento y Mozilla te informará de que la página no está redirigiendo de la forma adecuada. De esta manera, sabrás enseguida que estás ante un código 310.

que es un codigo de estado 310

¿Qué función tiene el código 310 en SEO?

errores que te pueden costar caro en el seo

Como podrás imaginar, el código 310 y el SEO están relacionados de forma directa; así que el posicionamiento de tu página web puede verse muy afectado si no reaccionas a tiempo para resolver este error.

La primera consecuencia del código 310 es la pérdida de tráfico, ya que las visitas no podrán acceder a la página, afectando al posicionamiento y a los resultados de tu sitio web..

Por ejemplo, si el error aparece en una página de ventas, estarás perdiendo, no solo el tráfico, sino los beneficios que esa URL te pudiese proporcionar.

Este error puede llegar a generar desconfianza y una mala imagen en tus visita; en especial si no te ocupas de resolverlo a tiempo o si lo detectas demasiado tarde, ya que dará la impresión de que estás descuidando tu web.

Por último, en algún momento los motores de búsqueda detectarán el código 310 y las redirecciones y te penalizarán con una caída en el posicionamiento de tu web.

Como puedes comprobar, no se trata tan solo de una URL que no funciona, sino que es un error que podría salirte bastante caro si no te ocupas de hacer que todo vuelva a su sitio cuanto antes.

¿Por qué se produce un código 310?

Existen varias causas por las que se produce un código 310 en tu web. Cuando detectes uno, tendrás que analizar todos estos motivos para comprobar qué es lo que está ocurriendo en tu web y aplicar la solución pertinente.

Una de las causas más habituales es que una URL apunte hacia dos o más ubicaciones muy parecidas. Lo que ocurre en esta situación es que el navegador no sabe cuál es la correcta y, por lo tanto, entra en un bucle.

Algo muy parecido sucede cuando el navegador llega a la URL que se le indica pero una vez allí, la propia web le dice que debe ir a otro lado. El navegador cumple con lo que se le dice pero, al llegar allí, le remiten de nuevo a la primera URL. Al final, acaba yendo de un lado para otro, hasta que muestra el error.

¿Por qué se producen estos fallos en las direcciones hacia las que apuntan las URLs de tu web?

Por lo general, suele tratarse de simples errores en la configuración. Otras veces están provocados por algún plugin, por defectos en algún archivo de la web o incoherencias entre la web y alguna de sus URLs.

¿Cómo solucionar un código 310?

La solución del error 310 dependerá de la causa que lo haya provocado así que, a menos que tengas muy claro qué es lo que está ocurriendo, tendrás que ir paso a paso hasta que encuentres el modo de arreglarlo.

A continuación te ofrecemos algunas de las posibles soluciones.

Borrar la caché

El primer paso siempre será hacer una limpieza en la caché de tu web. De hecho, te sorprenderías al saber cuántos problemas se pueden resolver en una web con esta acción tan sencilla.

Suponemos que tendrás instalado en tu WordPress algún plugin de caché. Pues bien, se trata de ir al apartado de configuración o ajustes de este plugin y limpiar la caché de tu web.

borrar la cache de la web en el plugin

Comprobar la configuración de la instalación

error 310 configurar instalacionSi entras en la configuración general de tu WordPress vas a ver que hay dos campos llamados URL del sitio o dirección del sitio y URL de WordPress o dirección de WordPress. La primera indica tu página de inicio, la segunda, la URL superior del dominio.

Por lo general suelen coincidir pero, en ocasiones, puede no ser así. Es el caso de las webs cuya página de inicio es un blog y por lo tanto, la URL del sitio es www.ejemplo.com/blog mientras que la URL de WordPress sería www.ejemplo.com.

Comprueba que ambas son correctas y que no hay errores relacionados con una barra final (/), que no haya algún fallo en la ortografía, que una empiece por www y otra no…

Recuerda que esos detalles tan simples son los que podrían estar afectando a tu web.

Si el problema es más grave y no puedes entrar en tu panel de administración en WordPress, no te preocupes porque puedes realizar estos cambios accediendo a los archivos de la web mediante FTP.

Tienes que buscar el archivo llamado wp-config.php y, una vez abierto, añadir el siguiente código:

define(‘WP_HOME’,’https://tudominio.es’);

define(‘WP_SITEURL’,’https://tudominio.es’);

El primero sería la URL de WordPress y el segundo la URL del sitio. Cuando hayas guardado los cambios, comprueba si todo vuelve a funcionar como debe ser.

Error en el archivo .htaccess

Por lo general, los errores en este archivo no suelen producirse por sí mismos sino porque quizá, al editarlo para otras cuestiones, has cambiado algo que no debías, provocando el código 310.

Abre el archivo y comprueba cada línea para asegurarte de que no hay URLs incorrectas, duplicados o URLs que redireccionan hacia sí mismas o hacia otras páginas que no existen.

Si sigues sin detectar el problema, puedes hacer pruebas para comprobar cuál de los cambios manuales que hayas podido hacer en el archivo .htaccess es el que ha provocado el código 310.

Para ello, debes guardar el archivo en «Ajustes, Enlaces Permanentes y Guardar Cambios». Después, genera un nuevo archivo .htaccess limpio de cambios y trata de acceder a tu web. Si este funciona bien, ya sabes que el problema está en alguno de los cambios manuales que hiciste.

Para comprobar qué cambio es el que provocó el fallo, tendrás que ir agregando uno a uno y haciendo pruebas tras cada cambio añadido hasta dar con el que ha creado las redirecciones en tu web. Es una tarea laboriosa pero puede ayudarte a resolver el problema.

Plugins de redirecciones

Como ya sabes, existen plugins enfocados a la creación de redirecciones dedicadas a solucionar problemas de URLs que no existen o para evitar las famosas canibalizaciones de contenido.

Sin embargo, en ocasiones estos plugins pueden ocasionar algunos problemas que dan como resultado el código 310.

Esto ocurre en especial con los plugins que generan estas redirecciones de forma automática, ya que es habitual que acaben creando URLs duplicadas.

Para saber si es tu caso, desactiva los plugins que tengas instalados para las redirecciones y comprueba tu web. Si no funciona, tendrás que revisar la configuración del plugin y ver qué ha ocurrido.

plugin de redirecciones

Configuración de https

Quizá hace poco que has migrado tu web de http a https y, sin percatarte de ello, has cometido algún error en la nueva configuración o te has dejado algo pendiente por hacer.

Por lo general, este error suele deberse al no haber instalado ek certificado SSL antes de pasar la web a https; haciendo esto primero debería solucionarse el código 310. Del mismo modo que, tener instalados dos certificados en una web también puede dar error; aquí tan solo habría que desactivar uno de ellos.

Una vez que hayas resuelto el problema originado por el código 310, tu SEO estará fuera de peligro, al menos en cuanto a estas redirecciones se refiere.

Recuerda…

La experiencia de usuario es uno de los factores del SEO que más hay que cuidar para seguir recibiendo visitas y subiendo puestos en los resultados de Google.

Si las visitas y los robots de búsqueda se encuentran con una redirección en bucle, las primeras no volverán a tu página y los segundos la van a penalizar; así que asegúrate de estar al tanto de los fallos de tu web para detectarlos lo antes posible y solucionarlos para evitar males mayores.

Autor

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.