Aprender SEO

Cómo eliminar una url de Google rápido y fácil

LinkedIn

Es posible que en algún momento necesites eliminar una URL de Google para que no aparezca más en los resultados de búsqueda.

Quizá te encuentres en alguna de estas situaciones:

  • No te interesa que ese contenido aparezca en Google
  • Es una página creada por un software malicioso
  • Es una página de prueba o está vacía de contenido
  • Quieres retirar contenido obsoleto y no se va a actualizar más
  • Aparecen por error datos confidenciales del propietario del sitio web
  • La página tiene contenido para adultos

O cualquier otra casuística.

Necesitas que esa página no aparezca en los resultados de búsqueda y aquí te vamos a explicar cómo eliminar URL de tu web que ya no quieres que estén en el índice de Google.

Usar etiqueta meta robots con Noindex

La primera opción para eliminar una URL en Google es acudir al código fuente de la página que deseas borrar y añadir la meta etiqueta robots con el valor de noindex.

¿Eres un emprendedor dentro del mundo SEO?

¡Si es así te interesa!

Te quiero enseñar cómo levantamos una startup de software SEO paso a paso: nuestro mapa de ruta, consejos basados en mi experiencia real para emprendedores del sector SEO y el camino a través del cual haremos de DinoRANK la herramienta SEO más usada del mundo.

Es decir, una vez que estés en el código fuente de la página, debes buscar la etiqueta <head>. Es en esa parte del código en la que tienes que incluir la siguiente línea:

<meta name=»robots” content=”noindex”>. 

Si analizas la semántica del código, verás que le estás indicando a los robots de búsqueda que no indexen esa página cuando lleguen a ella.

Así, la URL será eliminada del índice de Google y no volverá a aparecer en los resultados de búsqueda.

Antes de incluirlo, debes comprobar que el código no se encuentre ya en la web. Es posible que ese meta elemento ya esté incluido en la página solo que con valor index. En ese caso, es tan fácil como sustituirlo por noindex.

Recuerda que este cambio no solo afecta al robot de Google sino también a los de otros buscadores como, por ejemplo, Bing o Yahoo.

etiqueta no index para desindexar url

Eso sí, debes tener en cuenta que no se trata de un proceso inmediato, en especial si esa URL ya aparecía en Google. Si es de nueva creación, en el momento de añadir el noindex ya no será indexada por los robots de búsqueda.

Además, el noindex en realidad no es una orden que se le da a Google a través del código fuente de la web sino más bien una indicación. Esto quiere decir que Google, en el momento de llegar a ella, podría seguirla o no.

Eliminar URL con Google Search Console

Si tienes tu web registrada en Google Search Console (la antigua Google Webmasters Tool) también puedes eliminar una URL del índice de Google desde allí con facilidad.

Consulta la sección “Retirada de URL” en el menú de la izquierda y haz clic en la pestaña “Retiradas temporales”.

Google Search Console es la principal herramienta para eliminar URLs

Esto quiere decir que durante un periodo de seis meses se podrá bloquear una URL, eliminando los fragmentos y la versión en caché.

Sin embargo, Google puede volver a rastrear la URL mediante enlaces internos o externos, por ejemplo, por lo que podría volver a ser indexada.

Una vez en ese apartado, tienes que hacer clic en “Nueva solicitud” y, a continuación, escribir la URL a eliminar y darle a continuar. Solo tendrías que esperar a que Google elimine la página.

Esta acción afectará tanto a la versión http como a la https sin importar si comienzan por www o no. Es importante que lo sepas para que no envíes solicitudes para cada una de las versiones de la URL: si introduces mipagina.com será suficiente.

eliminar url con google search console

Tienes la opción de consultar en la propia página de Google Search Console el estado de tu solicitud de retirada de la URL para que sepas si debes realizar alguna acción más o no.

Allí verás también el historial de las solicitudes de retirada de todas las URL que quieres eliminar y podrás abrir una nueva solicitud si lo necesitas.

Ten cuenta que, utilizando esta opción, lo más probable es que esta eliminación sea tan solo temporal y no definitiva tal como te advierte la propia herramienta en el momento de hacer la solicitud, por eso hay que comprobarlo cada cierto tiempo.

El motivo es que la URL tarda en ser eliminada de los resultados de búsqueda de Google unos 90 días , pero si en el transcurso de ese tiempo la URL vuelve a ser incluida por enlaces que apunten hacia ella, por ejemplo, aparecerá en los resultados del motor de búsqueda de nuevo a través de las palabras clave que haya posicionado.

¿Google Search Console o archivo Robots.txt?
Aunque por lo general la gente suele utilizar la opción de Google Search Console por miedo a tocar el código, suele ser más efectivo el método del meta elemento robots ya que es el robot el que por sí mismo lee la orden de no indexar esa URL aunque haya enlaces apuntando hacia ella.

De hecho, lo recomendable es utilizar Google Search Console cuando se trata de una situación de urgencia como, por ejemplo, que hayas publicado por error una página con datos personales y confidenciales. Si no tienes prisa porque esa URL desaparezca, es más efectivo utilizar alguno de los otros métodos.

Eliminar una URL con Robots.txt

¿Para qué sirve el archivo Robots.txt?
El archivo robots.txt sirve para indicar a los robots de búsqueda qué información pueden solicitar de una web y qué información no.

De este modo, se gestiona el acceso del robot que accede a la web y su comportamiento dentro de la misma.

A través de este archivo y mediante la directiva Disallow podemos desindexar una URL en Google y también otros buscadores.

bloquear urls por robots txt

Para ello, tan solo tenemos que abrir el archivo Robots.txt y añadir Disallow:/ y seguido, la URL que queremos eliminar. Tendremos que hacer una línea distinta por cada una de ellas hasta que las tengamos todas.

En realidad, lo que hacemos con esto es prohibirle el acceso a Google y al resto de robots, con lo cual no podrán indexarla.

Para hacer esto es imprescindible que la URL tenga también la meta etiqueta noindex y que ya esté desindexada.  Si la URL está indexada y la bloqueamos por robots, Google no podrá acceder a ella  a partir de ese momento pero la mantendrá indexada .

Al terminar, guardamos el archivo y volvemos a subirlo a la raíz del directorio de la web. Cuando Google vuelva a llegar a él, sabrá cuáles son las URLs que tiene que ignorar. Con este método se estima que Google tarda de 24 a 48 horas en eliminar la URL del índice.

¿Cuánto tarda Google en eliminar una URL?

Por lo general, se estima que Google puede tardar entre 3 y 24 horas en eliminar una URL de sus resultados de búsqueda. Sin embargo, y como hemos visto más arriba, en realidad lo que hace es eliminar temporalmente la URL de 90 días a 6 meses según el método que se utilice.

Una vez que ha pasado ese tiempo, puede volver a aparecer en los resultados de búsqueda si tiene links apuntando hacia ella desde otros sitios web.

Por eso,  para conseguir la eliminación definitiva de la URL, lo mejor es proceder a las redirecciones . De esa forma, ningún link externo apuntará a la URL que queremos borrar.

Eliminar URLs en Google de forma masiva

Puede darse la situación de querer eliminar varias URLs a la vez. Si son demasiadas, cualquiera de los dos procesos descritos más arriba se puede convertir en un auténtico engorro, pero hay una forma de hacerlo con más facilidad.

La solución consiste en instalar una extensión de Google Chrome llamada Google Webmaster Tool Bulk URL Removal desde Github.

Una vez que esté descomprimida, aparecerá un botón en Google Search Console que nos dará la opción de cargar un archivo con todas las URLs que queramos eliminar dentro del apartado que hemos visto antes.

eliminar url y redireccionar

Este archivo debe tener cada URL en una línea distinta y la extensión .txt. Lo más recomendable es hacerlo en un bloc de notas ya que se guarda por defecto con esa misma extensión.

Cuando el archivo se haya cargado, Google Search Console comenzará a enviar solicitudes de eliminación de forma automática, una por cada URL  que hayamos escrito. Tan solo tendremos que dejar el navegador abierto hasta que haya terminado de bloquear las URL.

Las redirecciones

Una vez que has eliminado las URLs no deseadas de tu web debes realizar algunas redirecciones para que todo quede bien estructurado en la página.

Aunque hay varias opciones, aquí te proponemos dos:

  • Redirección 301 si existe una nueva URL que tenga contenido similar a la que se ha eliminado
  • Redirección 410 si no hay ninguna URL que ocupe el lugar de la eliminada

En ambos casos, el buscador entenderá que esa URL ya no existe y lo que hará será indexar la nueva en el primer caso, y retirar la URL de forma permanente en el segundo, sin que haya ningún efecto negativo, ya que se olvidará de ella.

Cuidado
No confundas el código 410 con el código 404 de página no encontrada. Mientras que el primero indica al buscador que la URL ya no existe y que, por tanto, se olvide de ella, el segundo código indica que el buscador ha encontrado un error en tu web porque ha llegado a una URL que no existe.

Eso sí, tendrás que tener un poco de paciencia para que estos cambios tengan lugar, ya que hay que esperar a que el robot de búsqueda de Google vuelva a pasar por tu web para detectarlos y retirar el contenido.

Conclusión

Es muy recomendable hacer revisiones periódicas del estado de las URLs de nuestra página web, ya que errores como links que no funcionan, contenido que no está posicionando o la existencia de páginas sin utilidad afectan de forma directa al SEO.

Existen varias herramientas online que sirven para determinar si hay problemas con las URLs de una página web. Entre ellas, una de las mejores que puedes consultar es la propia Google Search Console o Webmasters Tools.  Si se encuentra algo mal, hay que arreglarlo lo antes posible para evitar que lleguen las penalizaciones. 

Además, una web con URLs que no funcionan o que no son de utilidad perjudica la experiencia de usuario por lo que no solo estaremos perdiendo a alguien que no volverá a entrar en nuestra web, sino que su corta permanencia en la misma,hará bajar su posicionamiento.

Por ello, es conveniente no solo comprobar el estado de las páginas de nuestro proyecto, sino también saber reaccionar y corregirlo a tiempo para que la web no se vea afectada.

No hay que tener miedo de borrar una URL almacenada que pueden estar perjudicando el posicionamiento.

En resumen, las acciones a ejercer serían:

  • añadir la etiqueta meta robots NOINDEX en el código fuente de la web
  • hacer las redirecciones que correspondan a cada URL eliminada
  • enviar la solicitud de eliminación de URL a través de Google Search Console

Con estos pasos tan sencillos lograremos que Google no indexe contenido que no queremos además de limpiar nuestro proyecto web y evitar que ese tipo de errores afecte a su posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe un email al día con hacks de DinoRANK para mejorar tus nichos o las webs de tus clientes



Muy útil para

1. Nicheros
2. Consultores SEO
3. Freelancers Online
4. Dueños de ecommerce
5. Redactores SEO
6. Emprendedores

Además te contaré historias divertidas (y a veces alocadas) de mi vida como emprendedor SEO