Estrategia de SEO que funcionaAprender SEO

Cómo hacer posicionamiento SEO: te explicamos una estrategia que funciona

Vivimos en una época en que la digitalización y la presencia online es cada vez…

Vivimos en una época en que la digitalización y la presencia online es cada vez más importante. Rara es la tienda que no tiene su alter ego online o algún conocido que escriba en un blog.

No obstante, y por duro que suene, el hecho de tener un comercio online no implica que vaya a tener clientes. Y es que, para conseguir que los usuarios del mundo web vayan a nuestro portal debemos trabajar el famoso posicionamiento SEO, es decir, la visibilidad orgánica de una página web.

Ya sea que eres nuevo en este mundo o lleves meses trabajándolo sin obtener resultados, en esta guía voy a explicarte cómo hacer posicionamiento en internet, o lo que es lo mismo, conseguir que tu web sea visible en Google (o cualquier otro motor de búsqueda).

Para ello, te voy a explicar claramente en qué consiste el posicionamiento SEO, qué diferencia hay con el SEM y qué factores tiene en cuenta Google para posicionar.

Estrategia de SEO que funciona

Así los tendrás en cuenta y podrás empezar a trabajar el SEO de tu sitio web en la dirección correcta. 

Asímismo, vamos a definir juntos una estrategia para implementar todas estas buenas prácticas o técnicas de posicionamiento SEO, dándoles a cada una de ellas la importancia que merecen y priorizando cada una según la fase en la que te encuentres.

(Y si llegas hasta el final,  te daré un par de consejos extra enfocados a cómo mejorar el posicionamiento SEO).

 

¿Qué es el posicionamiento SEO?

Partamos de la base, ¿Qué es el SEO?

SEO significa Search Engine Optimization, o en español, Optimización de motores de búsqueda. Claro, si yo digo esto, quizá te quedes igual, por lo que vamos a profundizar un poco más.

El SEO o Hacer SEO consiste en ganar visibilidad orgánica para un sitio web con el objetivo de conseguir tráfico cualificado que genere una conversión. Así pues, cuando hacemos SEO lo que queremos es alcanzar la posición más alta posible en los resultados de búsqueda (o SERPs) para la consulta (keyword) que ha hecho el usuario en el buscador (normalmente Google).

Esta definición, por corta que parezca, está repleta de puntos que hay que matizar.

Vamos a empezar comprendiendo eso de “la intención de búsqueda o search intent”. Cuando hablamos de intención de búsqueda, hablamos de aquel objetivo que tiene una persona cuando realiza una búsqueda en Google o cualquier otro motor de búsqueda.

Lo vemos con un ejemplo: si una persona escribe zapatillas Nike Air Max, su intención de búsqueda es encontrar una amplia gama de zapatillas sobre la marca y modelo escrito.

Asimismo, por tráfico cualificado quiero decir que sean visitas de usuarios que realmente sean de valor para el propietario de la web. Por ejemplo, un propietario de un ecommerce de zapatillas puede conseguir mucho tráfico si trabaja un blog, no obstante, si ese tráfico (llamado de tipo inbound) no acaba convirtiendo en una venta, el tráfico captado no es considerado como cualificado.

Y, si el termino de convertir no lo terminas de comprender, simplemente piensa que llamamos conversión a la acción que nosotros buscamos por parte del usuario; ya sea rellenar un formulario, iniciar una descarga o comprar unas zapatillas, como en el ejemplo anterior.

Finalmente, veamos que es esa famosa visibilidad orgánica, ¿a qué nos referimos por orgánico?

Orgánico es aquello que se consigue de manera natural, sin pagar por ello o recibirlo desde otra página, como pueda ser el tráfico que llega a tu sitio web desde redes sociales.

Y es que, si lo que buscamos es la posición más alta en las SERPS, podemos hacer SEO o podemos también pagar ya que, como puedes ver abajo, Google reserva un espacio bien arriba para aquellas personas que directamente le pagan para aparecer los primeros.

seo vs sem

Vamos a ver las diferencias entre conseguir tráfico orgánico o pagar por él.

SEO vs SEM

El SEO (Search Engine Optimization) y SEM (Search Engine Marketing) son dos estrategias enfocadas al posicionamiento web, mejorar la visibilidad y, por lo tanto, el tráfico de un sitio web.

La primera, SEO (Search Engine Optimization), como hemos visto, se centra en optimizar un sitio web para mejorar su posicionamiento en los resultados orgánicos (no pagados) de los motores de búsqueda como Google.

La segunda, SEM (Search Engine Marketing), se centra en la promoción de un sitio web mediante el aumento de su visibilidad en las páginas de resultados de los motores de búsqueda principalmente a través de publicidad pagada.

Así pues, estamos ante 2 enfoques diferentes que tienen por objetivo conseguir esa visibilidad que todos queremos para nuestra web. También es importante comentar que ninguna es mejor que otra en términos absolutos.

Es decir, cada una tiene sus puntos fuertes y débiles que debes conocer:

Puntos clave de hacer SEO

Ventajas Desventajas
No pagas de manera directa Necesita más tiempo
Es más sostenible en el tiempo Hay que invertir en herramientas
Tiene mayor credibilidad Está afectado por cambios de algoritmo

En lo que a los puntos anteriores se refiere, me gustaría matizar que cuando decimos que no pagas de manera directa no significa que sea gratis ya que debes de invertir en otros recursos, como herramientas SEO [enlace interno], por ejemplo.

Asimismo, el SEO es más creíble que el SEM dado que, si retomamos el ejemplo de zapatillas Nike, ¿Quién te genera más confianza: una tienda que aparece primera por mérito propio o una que aparece por el simple hecho de haber pagado por ello?

Puntos clave de hacer SEM

Ventajas Desventajas
Resultados directos Inversión inicial grande
Es más flexible Si dejas de pagar desapareces
Puedes segmentar muy bien el público Constante dependencia del pago

En lo que al SEM se refiere, me gustaría matizar que esta estrategia permite segmentar muy bien al “buyer persona” o cliente ideal, especialmente si usamos plataformas como Facebook Ads, la cual te permite establecer un perfil muy concreto al cual enviarle la publicidad.

En cualquier caso, lo que debes tener en cuenta es que el SEO y el SEM son 2 tipos de posicionamiento web viables y no excluyentes. De hecho, al principio de un proyecto se suelen usar ambos.

Dicho esto, lo que tienes que tener en cuenta es que hacer SEO tiende a ser más rentable a medio-largo plazo y es por ello que cada vez se apuesta más por este tipo de estrategias, con el objetivo de conseguir una visibilidad y un tráfico que no dependa del dinero que inviertes en SEM cada mes.

La importancia del posicionamiento web

De la comparación anterior has tenido que sacar varias conclusiones, pero de todas ellas, hay una que es vital: Si usas SEM, debes tener siempre en cuenta que, en el momento que dejas de pagar, se corta tu visibilidad.

Es por eso que el posicionamiento SEO es tan importante, porque una vez te consigues posicionar por una keyword vas a recibir tráfico de manera natural sin pagar por ello. Y esto a día de hoy es de vital importancia por el simple hecho de que cada vez pasamos más tiempo online.

Pero no te quedes solo con la parte más superficial/económica. Existen muchas otras razones por las cuales deberías trabajar para mejorar el posicionamiento orgánico de una página web:

  • Tráfico Web: Cuanto más apuestes por el SEO y más alta sea tu clasificación en los resultados de búsqueda, más tráfico conseguirás hacia el sitio web de manera orgánica. De nuevo, sin pagar directamente por anuncios.
  • Costo – Efectividad: A diferencia de los anuncios pagados, el tráfico que proviene del SEO no cuesta nada por cada clic que hagan para ir a tu web. Aunque requiere una inversión inicial, los beneficios a largo plazo superan los costos.
  • Análisis de los Clientes: Una de las ramas del SEO, llamado analítico, busca analizar qué hace el usuario dentro de la web con el objetivo de mejorar la experiencia de usuario y generar mejores conversiones. Para ello, se usan herramientas analíticas que pueden proporcionar información valiosa sobre los clientes, sobre cómo buscan y navegan, el lenguaje que usan, la tecnología que prefieren, la ubicación geográfica, los periodos de actividad, etc. Esto puede ayudar a informar decisiones estratégicas más allá del marketing online.
  • Credibilidad y Autoridad: como ya hemos comentado, recuerda que los sitios web que aparecen en la parte superior de los resultados de búsqueda son percibidos como más confiables y creíbles por los usuarios. 
  • Competencia: en relación con el punto anterior, si tus competidores están invirtiendo en SEO y tu negocio no, es probable que ellos acaparen la atención de los clientes potenciales y ganen más mercado. Si tú no lo haces, estás renunciando a una vía de captar clientes, la cual en muchos casos es la principal.

Factores SEO que tiene en cuenta Google

Ahora que hemos comprendido la importancia del SEO debemos empezar a aplicarlo en nuestro sitio web, pero claro, para poder hacer esto, primero debemos comprender qué factores tiene en cuenta Google para centrarnos en ellos.

Y lo cierto es que a día de hoy Google tiene en cuenta más de 200 factores. Estos van desde la relevancia del contenido y la calidad de los backlinks hasta aspectos técnicos como la velocidad de carga de la página y la seguridad del sitio.

Dicho esto, debes comprender que no todos ponderan por igual. Y no solo eso, ya que dependiendo del sector unos factores SEO son más importantes que otros.

Me explico con un ejemplo: si estamos trabajando en un sector muy competido, como puede ser el de los cerrajeros, la cantidad y calidad de enlaces que necesitas para posicionar es mucho mayor que la velocidad de carga de tu sitio web.

No obstante, como no podemos saber a ciencia cierta la importancia que da Google a cada aspecto, vamos a centrarnos en aquellos puntos que, de forma genérica, son tenidos en cuenta por este motor de búsqueda a la hora de rankear una página en los resultados de búsqueda:

  • Palabras Clave o keywords: La presencia de palabras clave sigue siendo fundamental, pero su uso debe ser natural y en línea con la intención del usuario, evitando el relleno de palabras clave o keyword stuffing.
  • Calidad del contenido: para poder posicionar correctamente, la página debe satisfacer la intención de búsqueda ofreciendo un contenido que realmente responda a la necesidad del usuario. Este aspecto es tan importante que mucha gente (como yo) argumenta que el contenido es el rey de los factores.
  • UX y Comportamiento del Usuario: Google observa cómo interactúan los usuarios con tu sitio (especialmente si usan Google Chrome). Un buen CTR, tiempo prolongado en la página y bajas tasas de rebote pueden indicar un contenido valioso que satisface la intención de búsqueda del usuario.
  • Backlinks o enlaces que recibe tu web: aunque el objetivo de Google es no depender de ellos, los enlaces que una web recibe desde otros sitios son un factor importante para posicionar. Ahora, deben ser de fuentes confiables y relevantes para tu nicho. Como ya veremos más abajo, la calidad aquí es mucho más importante que la cantidad.
  • Usabilidad y Accesibilidad: Un sitio debe ser fácilmente accesible y navegable en cualquier dispositivo, especialmente en móviles con el Mobile-first Indexing, o lo que es lo mismo, darle prioridad al formato móvil.
  • Seguridad del Sitio: La encriptación mediante HTTPS es esencial para la seguridad de los usuarios y es un factor de clasificación reconocido por Google.
  • Datos Estructurados: El marcado en Schema ayuda a Google a entender el contenido de la página y puede resultar en rich snippets que mejoran la visibilidad en SERPs.
  • Factores Técnicos: Un sitio web debe ser fácil de rastrear e indexar, con un archivo robots.txt bien configurado y sin problemas de meta robots.
  • Estructura del Sitio y Navegación: Una arquitectura web clara y lógica permite a los usuarios y a los motores de búsqueda encontrar fácilmente el contenido y navegar por él. En este sentido, debemos trabajar una buena estructura web que incluya una jerarquía bien organizada, el uso de categorías coherentes, y una navegación intuitiva.
  • Actualizaciones de Contenido o Freshness: Google favorece el contenido fresco y actualizado. Los sitios que actualizan su contenido regularmente, o que añaden contenido nuevo de manera consistente, pueden ser considerados como más relevantes para los usuarios.
  • EEAT: son las sigas de Expertise (Experiencia), Expertise (conocimiento), Authoritativeness (Autoridad) y Trustworthiness (Confiabilidad), y evalua que el contenido redactado haya sido escrito y/o revisado por una persona experta en el sector. Este factor es más crítico cuanto más delicado sea el tema a tratar, como la salud o la economía.
  • Señales Sociales: Aunque no está demostrado que afecten directamente el ranking, las acciones sociales pueden indicar contenido popular que podría generar backlinks naturales.
  • Core Web Vitals: Estas métricas miden el rendimiento, velocidad de carga, interactividad y estabilidad visual de un sitio; son indicadores clave de una buena experiencia de usuario. Este aspecto suele ser considerado por muchos como una opción de desempate más que factor directo de posicionamiento web.

Cómo hacer posicionamiento SEO

Llegados a este punto ya sabes que hacer SEO consiste en realizar una serie de estrategias con el objetivo de mejorar la visibilidad de una web.

Pero, ¿cómo lo hacemos?

El flujo a seguir sería el siguiente:

  • Investigación de Palabras Clave.
  • Optimización On-Page.
  • Experiencia de Usuario (UX).
  • Optimización Técnica y WPO.
  • Optimización OFF-Page.
  • Análisis y Mejora Continua.

Vamos a ser un poco más específicos en este punto y para ello vamos a tomar un caso práctico.

Imaginemos que tenemos un ecommerce y queremos posicionar la keyword “zapatillas Nike” con el objetivo de vender sus modelos.

Estudio de palabras clave

Lo primero que tenemos que hacer es un estudio de palabras clave para ver cómo la gente busca ese término en Google. Para ello, podemos usar diversas herramientas SEO, como DinoRANK, la cual nos permite hacer este estudio en base a 2 aspectos clave:

  • La keyword principal. La cual usamos como semilla para:
    • Sacar las derivadas, mediante el módulo de Keyword Explorer.
    • Sacar aquellas relacionadas semánticamente, mediante el módulo TF*IDF.
  • La competencia. Para lo cual escribimos la keyword principal en Google, sacamos aquellos que se están posicionando de manera orgánica y los pasamos por la herramienta de Visibilidad para sacar otras keywords por las cuales nos queremos posicionar.

En este punto es importante saber que, mientras los módulos de Visibilidad y Keyword Explorer nos aportan palabras clave por las que nos queremos posicionar, el módulo TF*IDF nos permite sacar otro tipo de palabras, llamadas LSI, que deben aparecer en el contenido de nuestra página para dotarla de naturalidad e idoneidad. Es decir que le aporten contexto a los textos que queramos posicionar.

Asimismo, quiero enfatizar fuertemente el hecho de que hacer un estudio de palabras clave no es apuntar todas las keywords en un Excel. Lo que tienes que hacer es analizar la intención de búsqueda para cada una de ellas, y agruparlas en bolsas de palabras clave que ataquen o respondan a una misma intención de búsqueda.

Te pongo un ejemplo, “comprar zapatillas Nike Air Max” y “”comprar Air Max” son la misma intención de búsqueda porque el usuario que lo escribe quiere realizar la misma acción.

Solo tenemos que ir a Google para confirmarlo:

Resultados para “comprar zapatillas nike Air Max”:

posicionamiento en google seo

Resultados para “comprar Air Max”:

posicionamiento en buscadores seo

Si no agrupas las keywords por intenciones de búsqueda acabarás cayendo en problemas de canibalización, es decir, tus propias URLs competirán entre sí para la misma keyword dificultando así el posicionamiento de ambas.

Comprende la intención de búsqueda (o search intent)

En lo que a intención de búsqueda se refiere, debemos ahondar todavía un poco más sobre lo explicado anteriormente.

Y es que, de la misma forma que debemos agrupar las keywords dependiendo de si cubren la misma intención de búsqueda, también debemos saber también qué tipo de search intent debemos atacar, ya que de lo contrario no posicionaremos. 

A día de hoy, existen diferentes tipos de intenciones de búsqueda, destacando 4 como principales:

  • Intención Informativa: el usuario busca información o conocimiento sobre un tema específico. Por ejemplo: “¿qué beneficios tiene correr?”
  • Intención Navegacional: el usuario intenta llegar directamente a una página web o recurso en línea específico.  Por ejemplo, “acceso Amazon”
  • Intención Comercial-Investigación: el usuario está considerando una transacción en el futuro y busca información para tomar una decisión informada. Por ejemplo, “mejores zapatillas de correr”.
  • Intención Transaccional: el usuario desea realizar una acción específica como comprar un producto, descargar un software o suscribirse a un servicio. Por ejemplo, “comprar zapatillas de correr”

Ahora, ¿cómo podemos saber qué tipo de intención de búsqueda debemos cubrir?

Pues lo cierto es que no queda más remedio que ir a Google, introducir la palabra clave y analizar los que aparecen como primer posicionados en las SERPs.

Optimización SEO On Page

Una vez tenemos nuestro Keyword Research hecho, debemos trabajar el SEO On Page.

Este consiste en optimizar todos aquellos elementos dentro de nuestro sitio web para mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda y ganar tráfico orgánico relevante.

Arquitectura SEO

Uno de los puntos fuertes del SEO On Page es la arquitectura web, la cual es la forma en que estructuramos y organizamos las páginas y los recursos de nuestro sitio web, tanto desde un punto de vista técnico como visual, para garantizar que tanto el usuario como Google pueden navegar correctamente por ella.

que es seo marketing

Para diseñar la arquitectura web debemos tomar nuestro estudio de palabras clave y clusterizar o agrupar los contenidos de manera jerárquica. En el caso de nuestro Ecommerce, una arquitectura posibles puede ser:

  • Zapatillas por Tipo:
    • Deportivas
    • Para correr
    • Ediciones limitadas
  • Zapatillas por Género:
    • Hombres
    • Mujeres
    • Niños
  • Zapatillas por Colección:
    • Air Max
    • VaporMax
    • Revolution
    • Air Force
  • Blog

Asimismo, en el diseño de nuestra arquitectura debemos tener en consideración otras páginas que no cubren keywords por las que nos queremos posicionar pero que son necesarias para el posicionamiento global de la web, como son las legales, la del carrito, página de contacto y otras. 

Estructura de URL

Algo que va de la mano con la arquitectura SEO es la estructura de URLs ya que ésta suele derivar del diseño jerárquico que hayamos establecido en el paso anterior.

En caso de que no lo conozcas, una URL no es más que la dirección que nosotros escribimos en el buscador para acceder a una web concreta. Y como es algo que debemos escribir, cuanto más amigable y lógica sea dicha URL, mejor.

On Page en la redacción de contenidos

Una vez establecidos los puntos anteriores, llega el momento de redactar los artículos y para ello, debemos tener en consideración una serie de aspectos para asegurarnos de que están optimizados de cara a los motores de búsqueda.

Vamos con ello:

  • Encabezados: los encabezados (H1, H2, H3, etc.) estructuran tu contenido, haciéndolo más fácil de leer y entender. Piensa que un buen uso de los encabezados puede contribuir a que tanto Google como el usuario comprenda mejor de qué trata la URL y por lo tanto nos ayude a mejorar su posicionamiento.
  • Metaetiquetas: las metaetiquetas como el título y la descripción de la página son esenciales porque proporcionan a los motores de búsqueda y a los usuarios un resumen rápido del contenido de tu página. Aunque no afectan de manera directa al SEO sí afectan al CTR (porcentaje de personas que se deciden por tu web y hacen clic en ella) y por lo tanto, de manera indirecta, sí ayuda al posicionamiento SEO.
  • Imágenes: las imágenes pueden mejorar la experiencia de usuario y hacer que el contenido sea más atractivo y accesible. Eso sí, debemos optimizarlas desde una perspectiva SEO, optimizando su formato, tamaño, peso e incluyendo una descripción en el texto alternativo (atributo alt).
  • Palabras Clave: debemos asegurarnos de que todas aquellas palabras clave que hemos obtenido en nuestro keyword research aparezcan en nuestras entradas o páginas. Eso sí, recuerda evitar el “keyword stuffing” o lo que es lo mismo, llenar de palabras clave de forma excesiva y antinatural un texto que queremos posicionar.

Mucha gente que se inicia en el SEO tiende a confundir el H1 con el Meta Title, los cuales son diferentes. El H1 es el encabezado más importante de nuestro artículo, apareciendo en la parte superior de cada entrada o página. En cambio el Meta Title es el título que aparece en las SERPs, es decir, los resultados de búsqueda de Google.

Enlazado interno

El enlazado interno está intrínsecamente ligado a la arquitectura SEO de la web ya que es la forma en la que enlazamos internamente los artículos de nuestra web. Su importancia radica en los 3 siguientes puntos:

  • Ayudan a los usuarios a navegar por el sitio web: Un buen enlazado interno guía a los visitantes a través de tu sitio, aumentando el tiempo que pasan en él y mejorando la experiencia del usuario.
  • Establecen una jerarquía de información en el sitio web: enlazando correctamente entre páginas padre e hijas, dejamos clara cuál es la estructura. Para ello, podemos usar una función WordPress llamada “migas de pan”.
  • Distribuyen la autoridad de página (PageRank) por todo el sitio: Al enlazar a las páginas más importantes con mayor frecuencia, enviamos señales a los motores de búsqueda informándoles de qué páginas son más valiosas, ayudando a posicionarlas. Es decir, los enlaces internos permiten distribuir la autoridad que tiene una web de forma que cuantos más enlaces reciba una URL más importante será.

Vamos a dedicar un minuto a comprender mejor este último punto ya que es vital en el SEO On Page de una web. El PageRank es un algoritmo utilizado por Google para medir la importancia de las páginas web.

A título de curiosidad, te comento que fue desarrollado por Larry Page, y de ahí el nombre.

Básicamente, el algoritmo se basa en la lógica de que aquellas páginas más importantes estarán más veces enlazadas y, por lo tanto, tienen un mayor Page Rank (lo cual es clave para el SEO Off Page, como veremos más adelante).

Experiencia de Usuario (UX)

La Experiencia de Usuario (UX) es la respuesta que siente el usuario cuando navega por una web. Esto, que a veces se tiende a dejar de lado, es vital ya que cuanto mejor sea la experiencia de una persona dentro de una web, más tiempo permancerá en ella y más probable será que vuelva a visitarla.

paginas web y posicionamiento

La experiencia de usuario (o User Experience) a su vez deriva en la credibilidad que siente la persona que visita nuestra web en ella. Esto se debe a que si nuestro contenido es bueno pero está presentado en un diseño no responsive (no preparado para móvil) o está lleno de anuncios, la confianza decaerá.

Este es un factor que puede ser más o menos crítico dependiendo del sector, pero imagínate que volvemos a nuestro ecommerce de zapatillas Nike, ¿Cómo de importante crees que es la UX, cuando un usuario quiere comprar unas zapatillas y tiene que introducir su tarjeta bancaria?

¿Crees que lo hará si visita una página web mal maquetada y de dudosa confianza?

Si quieres dar el siguiente paso y aprender SEO como un profesional, fórmate con nosotros.

(Formación intensiva)

Optimización Técnica y WPO

El SEO técnico tiene por objetivo mejorar aquellos aspectos técnicos de un sitio web con el fin de incrementar la clasificación de sus páginas en los motores de búsqueda. Algunos aspectos incluidos dentro de esta optimización son:

  • Crawlability: Asegurarse de que los motores de búsqueda pueden rastrear el sitio eficientemente.
  • Indexación: Qué páginas deben ser indexadas y cuáles no.
  • Seguridad: Implementar HTTPS para establecer conexiones seguras.
  • Datos estructurados: Implementar el marcado Schema para ayudar a los motores de búsqueda a entender el contexto del contenido.
  • Optimización de archivos robots.txt y sitemaps: Facilitar el rastreo y la indexación de las páginas web.

Por su parte, el WPO (Web Performance Optimization) se centra específicamente en el rendimiento y la velocidad de carga de las páginas web. Como imaginarás, el WPO es esencial porque los usuarios prefieren sitios webs que cargan rápidamente y, dado que cada vez tenemos menos paciencia (yo el primero), es muy probable que una web que tarda en cargar sea abandonada.

Recuerda que la velocidad del sitio y el rendimiento (Core Web Vitals) son también un factor de clasificación para los motores de búsqueda como Google.

como hacer posicionamiento web en buscadores

Más que centrarnos en los aspectos claves bajo los que se desgrana el WPO, vamos a centrarnos en la parte práctica, que es la optimización web:

  • Compresión de archivos: Utiliza formatos de compresión como gzip para reducir el tamaño de los archivos CSS, JavaScript y HTML.
  • Optimización de imágenes: aunque ya lo hayamos comentado, de nuevo, asegúrate de que las imágenes estén en el formato correcto y comprimidas sin perder calidad.
  • Uso de CDN (Content Delivery Network): Distribuye el contenido a través de una red de servidores para aumentar la velocidad de carga para usuarios en diferentes ubicaciones geográficas.
  • Minificación de CSS, JavaScript y HTML: Elimina los datos innecesarios en los archivos de código como espacios en blanco, comentarios y saltos de línea para disminuir su tamaño.
  • Caching: Implementa políticas de caché efectivas para que los usuarios no tengan que cargar el mismo contenido cada vez que visitan tu sitio.
  • Optimización de la base de datos: Asegura que las consultas a la base de datos sean eficientes y que la estructura de la base de datos esté optimizada para el rendimiento.

Optimización Off Page

La optimización Off Page consiste en todas aquellas acciones que se realizan fuera de tu web para mejorar el posicionamiento de ésta.

Recuerda, el SEO On Page, se ocupa de los acciones y aspectos internos, como el contenido y la estructura del sitio, mientras que el SEO Off Page se centra en aumentar la visibilidad del dominio mediante acciones o aspectos externos.

Aunque muchas personas tienden a reducir el Off Page al Linkbuilding (y si me apuras, a la compra de enlaces) este tipo de SEO es mucho más completo y complejo.

Vamos a ver que tipo de estrategias existen en el SEO OFF Page:

  • Link building
  • Citaciones
  • Compra de tráfico

Link building

Link building, en español se traduce como “construir enlaces”, y básicamente consiste en conseguir que diversas webs enlacen hacia la tuya con el objetivo de conseguir tráfico y autoridad.

Centrándonos en este último aspecto, me gustaría retomar el punto en el que hablábamos de Page Rank.

¿Recuerdas cuando te dije que una URL de tu web tendrá una mayor autoridad si está más veces enlazada internamente? Pues bien esto también aplica a nivel externo, y cuantas más veces una página web sea enlazada más autoridad tendrá (siempre y cuando sean enlaces de calidad).

Esto se debe a que Google entiende que si una web es mencionada cuando se habla de cierto tema, es porque es un referente en dicho tema, y por lo tanto, si esta web es habitualmente mencionada o referenciada para un contexto o sector determinado, ganará mayor autoridad.

Y esto es crítico ya que el número de enlaces externos o backlinks, es un factor de posicionamiento muy importante de cara a los motores de búsqueda.

Cuando hacemos linkbuilding buscamos que el enlace que obtenemos sea de tipo DoFollow ya que éste es el que transmite autoridad a ojos de Google.

Ahora, la teoría está muy bien, pero piénsalo sinceramente ¿qué probabilidad hay de que una página web enlace de manera natural a nuestra tienda de zapatillas?

Muy pocas.

Y es que, una cosa es tener un blog informativo o ser una web del gobierno, a los cuales le pueden llegar enlaces de manera natural, y otra bien distinta es tener un pequeño Ecommerce que necesita esa famosa autoridad para posicionar.

Podemos recurrir a técnicas como el link baiting, que consiste en crear un contenido altamente atractivo y llamativo que consiga ser enlazado, mencionado e incluso viralizado de manera natural.

Pero, de nuevo, ¿cómo de viral pueden ser unas zapatillas Airmax del número 42?

No siempre trabajamos webs con las que podamos realizar este tipo de acciones.

Por suerte o por desgracia, y como casi todo en la vida, el linkbuilding se puede alterar para forzar esa adquisición de enlaces de las siguientes formas:

  • Podemos hacer Outreach, es decir, buscar medios y páginas afines a las nuestras para contactar con ellos e intentar conseguir un enlace.
  • Podemos hacer Guest posts, o lo que es lo mismo, ir puerta por puerta escribiendo a los propietarios de los blogs para que nos dejen escribir un artículo de invitado con un enlace hacia nuestra web.
  • Podemos buscar directorios de negocios donde podemos registrar nuestro comercio y además incluir el link a nuestra web.
  • Podemos participar activamente en foros para insertar enlaces hacia nuestros contenidos.
  • Podemos intercambiar enlaces con otros SEOs (siempre y cuando no sea un intercambio de enlaces entro los dos mismos dominios).
  • Podemos recurrir a plataformas de compra-venta de enlaces para adquirir enlaces a través de un pago.

Como ves, las técnicas son muchas, y aquí la creatividad juega un papel importante. Y ya que hablamos de importancia, déjame decirte que no todos los enlaces nos van a aportar el valor que buscamos.

Y es que, cuando conseguimos un enlace, éste debe de cumplir una serie de parámetros para que se entienda natural y aporte valor:

  • Debe ser de un medio afín al nuestro.
  • Debe aparecer en una página lo más cercana a la home posible.
  • Debe ser de un medio sano, sin penalizaciones y con un buen tráfico, a poder ser, de keywords similares a las que queremos posicionar. 

Y recuerda, debe ser de tipo DoFollow.

Con esto a lo que voy es que si nuestra tienda de zapatillas recibe un enlace del blog de mi vecino en el que habla de aves, no le va a aportar mucho valor. En cambio, si lo recibo de un blog referente en el mundo del running, y encima ese artículo aparece en portada, ahí sí que la autoridad transmitida será más grande y Google le dará más valor, pues es un enlace mucho más relevante para el usuario.

Eso por no hablar de las visitas derivadas de dicho backlink, ya que jamás debemos olvidar que al fin y al cabo nosotros tenemos un negocio y nuestro objetivo en convertir (vender).

Por lo tanto, el enlace o backlink ideal será aquel que nos derive tráfico cualificado y, por lo tanto, ventas. Algo que además ayuda a naturalizar el enlace a ojos de Google, ya que es un backlink realmente útil.

Citaciones

Las citaciones son menciones de tu negocio o sitio web en otras páginas web pero sin incluir un enlace. Es decir, si un blog menciona nuestra web pero no nos pone un enlace. 

Existe mucha controversia sobre este tipo de estrategias ya que al no incluir un enlace no existe una correlación directa con el posicionamiento.

No obstante, aquí sí entra en juego el hecho de autoridad, ya que al fin y al cabo somos mencionados como una fuente de credibilidad para un determinado sector o nicho.

Compra de tráfico

La compra de tráfico consiste en pagar por dirigen visitantes a un sitio web. Dentro de esta definición podríamos incluir varias formas de publicidad digital pagada como el PPC (pago por clic), los anuncios en redes sociales, anuncios display, o campañas de email marketing.

Ahora, en lo que yo me quiero centrar es en esas plataformas en las que podemos comprar visitas que llegan a través de Google, simulando una búsqueda, escogiendo nuestra web y navegando por ella durante un buen periodo de tiempo.

Esto es, pago a una gran cantidad de personas para que busquen una keyword por la que yo me quiero posicionar, escojan mi web y se queden en ella.

¿Qué conseguiremos con esto?

La teoría es que si esta acción se produce masivamente, Google entiende que nuestra web es la que mejor resultado está dando y por lo tanto nos va a subir de posición.

Ahora, debes tener muy presente que si no resolvemos la intención de búsqueda o la experiencia de usuario es mala, acabaremos bajando, ya que el usuario real que llega a nuestra web no queda satisfecho con lo que ve.

Y es por ello que me gustaría enfatizar la importancia del SEO de contenidos y el On Page, no solo para tenerlo en cuenta antes de la compra de tráfico, sino para cualquier acción Off Page.

Análisis y Mejora Continua

La mejora continua es una estrategia que aplica a casi todos los procesos, ya sea una empresa que fabrica zapatillas o una tienda online que las vende.

Centrándonos en el segundo caso, nunca debemos olvidar ni dejar de lado la web que hemos creado ya que siempre habrá que realizar acciones de análisis y mejora: desde la actualización en la web de ese modelo que ha quedado descatalogado hasta cualquier acción para mejorar las conversiones.

Vamos a ver qué podemos hacer en una web existente:

  • Auditoría SEO: realiza auditorías SEO regulares para identificar problemas técnicos, evaluar la calidad del contenido, revisar la estructura del sitio y analizar los enlaces entrantes y salientes.
  • Análisis de Competencia: examina a los competidores para identificar nuevas estrategias de SEO que están utilizando, observar cambios en sus perfiles de enlaces y ajustar tu estrategia en consecuencia.
  • Monitorización de Posiciones de Palabras Clave: no podemos mejorar algo que no medimos. Por ello, monitoriza tus palabras clave con un tracker y observa cómo evolucionan en el tiempo.
  • Análisis de Tráfico Web: utiliza herramientas como Google Search Console o Google Analytics para analizar el tráfico web, las fuentes de tráfico, el comportamiento del usuario en el sitio, las tasas de conversión y otros KPIs importantes.
  • Optimización de la Tasa de Conversión (CRO): implementa pruebas A/B o multivariadas para mejorar las tasas de conversión de las páginas clave y la efectividad de las llamados a la acción (CTAs).
  • Revisión de Contenido: evalúa el contenido existente para asegurarte de que sigue siendo relevante, actualizado y de alta calidad. Cúralo con Google Search Console, incluyendo aquellas palabras por las que te posicionas pero no están en tu contenido.
  • Mejora de CTR: en relación con el punto anterior, revisar las meta descripciones y los títulos para mejorar la tasa de clics (CTR) en los resultados de búsqueda.
  • Análisis de UX y Usabilidad: revisar la experiencia de usuario (UX) y la usabilidad del sitio web, usando herramientas como Hotjar y sus mapas de calor.
  • Actualización de versiones: mantiene el sitio web actualizado con las últimas tecnologías y prácticas recomendadas, como la velocidad de la página, la compatibilidad con móviles y la seguridad del sitio web.

Como ves, son muchas las acciones que debemos realizar para optimizar el posicionamiento de una página web de cara a los motores de búsqueda. Es por ello que en portales muy grandes no hay una sola persona trabajando el SEO, sino todo un equipo, realizando cada una de las patas que lo componen.

El problema viene cuando eres uno solo y no basta con comprender estos conceptos sino que además debes estructurarlos en una secuencia lógica para optimizar tu tiempo y obtener resultados lo antes posible.

Algo que es, al fin y al cabo, lo que todos queremos.

Por ello, vamos a ver cómo podemos dibujar una estrategia web.

Como crear una estrategia SEO

Crear una estrategia SEO efectiva y con la que acabemos posicionando nuestra página es un proceso estructurado que implica investigación, planificación, ejecución y mantenimiento continuo.

Para comprender cómo puedes enfocar este plan de acción vamos a ver la estrategia que seguiríamos en nuestro ecommerce de zapatillas.

Establece objetivos claros

Lo primero de todo, antes del SEO incluso, ¿Cuál es nuestro objetivo? Parece una pregunta un tanto obvia pero muchas personas se saltan este paso y a partir de ahí, mal va la cosa.

Define lo que quieres lograr y a partir de ahí desarrolla tu estrategia SEO.

¿Quieres aumentar el tráfico orgánico, quieres aumentar las conversiones, quieres mejorar la visibilidad de tu marca…? ¿O todo lo anterior?

Analiza la competencia

Pregúntate, ¿hay hueco para mi web en este sector? Y si es así, analiza tus competidores.

Investiga a tus competidores en Google, es decir, aquellas páginas web que se posicionan por las keywords con las que tú te quieres posicionar.

Investiga su arquitectura, de donde reciben el tráfico, qué URLs le funcionan mejor, como han enfocado la web, etc. Asimismo, debes analizar los dominios que la están enlazando ya que si es un sector competido, necesitarás realizar una inversión en link building para poder posicionarte.

Analiza tu sitio web (si existe)

Básicamente haz una auditoría del estado actual de tu página web. Como he dicho antes, no podemos mejorar nada que previamente no hubiéramos medido. Por ello, haz una auditoría inicial de tu proyecto:

  • Realiza una auditoría del On Page para identificar problemas técnicos.
  • Realiza una auditoría del Off Page y de tu competencia.
  • Examina la estructura del sitio, la UX y la velocidad de la página.
  • Revisa la calidad y la relevancia del contenido existente.

Realiza el famoso estudio de palabras clave

Identifica todas las palabras clave que son relevantes para tu proyecto:

  • Utiliza herramientas de investigación de palabras clave.
  • Obtén las keywords a partir de las principales y de la competencia.
  • Comprende la intención detrás de las búsquedas.

En el caso de que estés trabajando una web nueva o de poca autoridad considera trabajar keywords de tipo long tail o palabras clave de cola larga. Esto son búsquedas compuestas de muchas palabras, como por ejemplo “zapatillas Nike Air Max para niña de 12 años”; ahí tendrás menos competencia y te será más fácil posicionar.

Implementa el On Page

Una vez tienes tu estudio de palabras clave, debes definir la arquitectura de la web y realizar en enlazado interno, para ver cómo vas a entrelazar cada una de las páginas de tu web.

Asimismo, y en el caso de que vayas a trabajar un blog, debes establecer un calendario de contenidos en el cual marques cuándo se va a publicar cada artículo.

Recuerda optimizar los meta títulos, metadescripciones y encabezados en cada una de tus páginas.

Optimiza la parte técnica

Asegúrate de que la web tiene un aspecto sano y ofrece un rendimiento perfecto de cara a Google y el usuario. Para ello:

  • Asegúrate de que tu sitio sea responsivo (adaptable a dispositivos móviles).
  • Implementa HTTPS.
  • Optimiza las imágenes.
  • Utiliza el marcado de datos estructurados.
  • Mejora la velocidad del sitio.

En lo que a este último punto concierne, recuerda todo lo explicado en la sección WPO para que el rendimiento de la web sea lo más óptimo posible.

Publica tu web

Una vez tienes tu web bien optimizada y lista para abrir sus puertas, indéxala. Para ello, te aconsejo registrar tu web en Google Search Console y enviar el sitemap, para que Google pueda ver todas las URLs que componen tu sitio web, las inspeccione y las indexe.

Implementa el Off Page (en caso de ser necesario)

Una vez hemos indexado la web puede ser que necesitemos de algunos enlaces externos para trabajar la autoridad.

Para ello, analiza qué blogs y páginas webs se posicionan para keywords que tú también quieres posicionar y hablemos con ellos para conseguir enlaces. También puedes analizar que backlinks tienen tus competidores para saber si puedes conseguir algún enlace de esos medios.

En este aspecto debes tener en cuenta que cuando busques medios que posicionan por tus palabras clave, debes buscar palabras clave de tipo informacional ya que si son transaccionales, el medio será un competidor tuyo y, por lo tanto, es improbable que te vaya a poner un enlace.

En otras palabras, un blog que habla de ejercicios de running es probable que te enlace en un artículo en que explica ejercicios de calentamiento. En cambio una tienda de deporte es muy difícil que te enlace en su guía de compra de zapatillas de correr, básicamente porque esa guía la ha creado para vender sus zapatillas.

¿Pondrías tú un enlace a otra tienda de zapatillas?

Analiza y mejora

Como hemos comentado en el punto de mejora continua, debes analizar de manera periódica la salud de tu web y asegurarte de que no se queda desactualizada. Asimismo, si estás realizando el SEO para un cliente debes reportar periódicamente la evolución de la web y si se están siguiendo o no los objetivos marcados.

Para realizar esto correctamente, recuerda el punto en el que te hablaba sobre la mejora continua de una web.

Plugins a usar para mejorar el posicionamiento orgánico

Estupendo, llegados a este punto ya sabes qué pasos seguir para implementar la estrategia de posicionamiento SEO. Y para ello, asumiendo que usarás WordPress, debes considerar ampliar las funcionalidades de este CMS mediante una serie de extensiones llamadas plugins que te harán la vida mucho más fácil.

Aquí abajo te dejo 7 plugins que deberías usar cuando implementes la estrategia SEO de tu web:

  • Yoast SEO o Rank Math: usa uno de estos 2 plugins para optimizar aspectos importantes del SEO, como los metatitles, metadescriptions, slugs, etc.
  • Smush, EWWW Optimize ó Imagify: con estos plugins puedes optimizar las imágenes de tu sitios web, no solo comprimiendo su espacio sino también convirtiéndolas a formatos que premia Google, como Webp.
  • WP Rocket, W3 Total Cache o Litespeed cache: usa uno de estos 3 plugins de caché para mejorar el rendimiento web.
  • Perfmatters: complementa tu plugin de caché con este para activar o desactivar funcionalidades de manera granular en tu sitio web, para que sea aún más rápido.
  • Broken Link Checker: con este plugin puedes revisar enlaces rotos y corregirlos.
  • Schema – All In One Schema Rich Snippets: esta extensión te permite crear datos estructurados para que Google entienda mejor tu sitio web.
  • Contact Form 7: plugin que te permite integrar formularios de contacto dentro de tu web.

SEO local

Como he comentado ya varias veces en esta guía de posicionamiento web, la granularidad cada vez es más importante en el SEO, y en los últimos años han ido surgiendo diversas especializaciones del SEO dependiendo del sector.

De todas ellas, hay una que merece especial atención: el SEO local.

El SEO local es una rama del SEO que se enfoca en optimizar un sitio web para ser encontrado en los resultados de búsqueda locales. Es particularmente importante para las empresas y organizaciones que tienen una ubicación física o sirven a una comunidad geográfica específica.

Esto implica que además de todo lo comentado debes tener en cuenta otros aspectos e implementar otras acciones adicionales:

  • Google My Business (Perfil de Empresa): debes darte de alta en esta plataforma y verificar tu negocio.
    • Tienes que mantener la información de NAP (nombre, dirección, teléfono) actualizada y consistente.
    • Debes responder a las reseñas y alentar a los clientes a dejar comentarios.
  • Citas Locales: tienes que estar presente y mantener la consistencia de NAP en directorios locales y plataformas en línea.
  • Backlinks Locales: debes centrar tu estrategia Off Page en obtener enlaces de sitios web reconocidos dentro de la comunidad local así como periódicos locales.
  • Contenido y Palabras Clave Locales: tienes que enfocar la creación del contenido enfocado a la audiencia local. En este sentido, debes optimizar para palabras clave que incluyan la ubicación geográfica.
  • Reseñas de Usuarios: tienes que gestionar y promover activamente la obtención de reseñas positivas en plataformas relevantes.

Consejos finales para el posicionamiento en buscadores

Para terminar, y si has llegado hasta aquí, me gustaría dejarte un par de consejos a tener en cuenta cuando trabajes el posicionamiento en Google (SEO).

  • Investigación profunda de intención de búsqueda: No solo busques palabras clave; intenta entender realmente qué es lo que los usuarios esperan encontrar cuando realizan esas búsquedas: ¿Buscan comprar, obtener información o encontrar una página específica?
  • Analiza bien las SERPs: Observa las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERPs) para tus palabras clave objetivo y piensa honestamente si puedes satisfacer la intención de búsqueda mejor que la competencia.
  • Al principio, olvídate de las palabras clave de gran dificultad: por duro que suene, en tu roadmap no puede aparecer la intención de posicionar la palabra “Nike Air Max” ya que no tienes la autoridad para luchar por ella. Debes olvidarte de estas keywords de gran volumen y centrarte en aquellas con menor búsqueda y de menor competencia.
  • El SEO On Page debe estar perfecto: Para empezar a competir por el posicionamiento web debes tener todos los aspectos del On Page perfectamente trabajados. Esto es más crítico cuanto más grande sea tu web.
  • Trabaja la marca: además de toda la optimización realizada, si tu proyecto es grande debes hacer branding y mejorar su presencia en redes sociales e incluso crear una newsletter o trabajar Youtube para captar tráfico por este canal.
  • Elige un buen hosting: olvídate de esas promociones vacías que te prometen un servidor de calidad a un precio imbatible y aloja tu proyecto en un servidor de calidad, a ser posible de tipo VPS y dedicado. Asimismo, si tus conocimientos de SEO son básicos, apuesta por uno que tenga un buen soporte.
  • Si estás empezando usa WordPress: de todos los CMS que hay en el mercado, WordPress es el más intuitivo, fácil de usar y es SEO Friendly.
  • Crea una checklist: establece una metodología de trabajo con una serie de puntos a revisar al inicio del proyecto, en su indexación y durante su ejecución.

Y con esto ya hemos terminado nuestra guía sobre cómo hacer posicionamiento SEO. Espero que te haya servido de gran utilidad y sepas mejor cómo afrontar el reto que supone posicionar una página web en Google y otros buscadores.

Sergio Canales
Apasionado del SEO de nichos y la analítica. Empecé programando webs pero pronto me di cuenta que prefiero posicionarlas y luchar por alcanzar los mejores puestos en las SERPs.
6 técnicas sencillas (pero eficaces) para que las visitas de tu web crezcan más rápido que la espuma de una cerveza mal tirada.
Aunque no seas un experto en SEO ni puedas dedicarte mucho tiempo a esto.
100% al grano y fácil de implementar, aunque el SEO no sea lo tuyo
Cada día se realizan 3.500M de búsquedas en Google.
Y es que nuestros hábitos han cambiado. Hoy en día, cuando alguien tiene un problema, lo primero que hace es buscar ayuda en internet. ¿Un grifo gotea? ¿El coche hace un ruido extraño? ¿Necesita un cerrajero? Pues busca en Google.
Así que, ¿te imaginas que tu web apareciera en los primeros resultados de esas búsquedas?
Apúntate al curso de SEO gratuito de DinoRANK y descubre 6 estrategias 100% prácticas que podrás implementar aunque no hayas hecho SEO antes.
Curso de seo basico

Deja el primer comentario

Marketing por
DINOSAURIO-MECANIZADO